domingo, 24 de diciembre de 2017

Navidad



Era uno de los mejores días del año. El día en el que te daban los regalos y podías ver a los primos, a los tíos y a los abuelos. En toda la casa aquel delicioso olor. Y es que como el puchero de la yaya no había ninguno.

Los mayores preparaban la mesa. Y los niños nos enseñábamos los regalos. Una vez jugamos a las carreras de coches, otra vez nos pusimos a examinar cosas en un microscópio… También había que hacerle un poco de caso al yayo, que el pobre padecía parálisis desde que sufrió años atrás una trombosis. Solo había que mirarle a los ojos para saber que comprendía lo que ocurría a su alrededor, aunque nosotros no siempre podíamos entender sus palabras.

Tocaba la comida, abundante y riquísima, con las nueces y turrones de postre. Todo amenizado con la película de turno de regreso al futuro. Con charlas y aún más, pues faltaba las estrenas. No diré que no daban una buena alegría. Pero si que ahora sé, que eso es lo de menos. Cuanto extraño aquel día de navidad, con sus risas, jolgorio y besos.

25/09/2017

6 comentarios:

  1. Hola Roland:

    No hay navidades como las que se tienen cuando somos pequeños. Por mágicas, por especiales, por ser fuente de buenos recuerdos.

    Tu relato las evoca muy bien. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Poe.

      Cuando se es pequeño las Navidades se vive de otra forma, desde luego. Aunque en cierto modo aún sigue ahí el niño/a que llevamos dentro.

      A ti por pasar por aquí.

      Eliminar
  2. Yo también extraño ese día.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la Navidad Roland. Siempre procuro crear sonrisas estos días.
    Estaba pensando que ... quien come de postre nueces todo èl año es como llevar un poquito de estas fechas cada día ?
    :)
    Feliz Navidad rolamd . Espero que tengas tus ratitos de sonrisas y lo pases bien con la gente que te quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Es verdad, las nueces de Navidad... Pues seguramente alimentas el espíritu Navideño todo el año.

      Gracias por tus buenos deseos, igualmente para ti. Besos

      Eliminar