lunes, 22 de junio de 2015

Un cuento antes de dormir



- Por favor, cuéntame otro de tus cuentos...
- Está bien, pesado, pero cortito y te vas a dormir ¿Vale?
Marcos, el hermano pequeño, sacudió la cabeza asintiendo con rapidez. Tras la confirmación, su hermano condescendiente, comenzó con la historia:
“El vaso del lugareño se precipitó al suelo rompiéndose en pedazos, anticipando lo que iba a ocurrir. Para Joe la prepotencía tenía un límite, límite que aquel forajido había sobrepasado hacía ya mucho. Era el momento de darle una buena lección.
Agarró al tipejo por la pechera y lo levantó del sueño - ¿Puedes repetir lo que has dicho? , voy a hacer que te tragues tus palabras...
El forajido, sería más bajo pero no andaba corto en valentía, soltó el puño que se hundió en el estómago de su rival
- Ugg - Joe se encogió, soltó al tipejo que cayó de espaldas en el suelo del salón, le costó unos segundos poder respirar.
- Ja, lo que yo decía, un borracho es un borracho – Dijo el forastero envalentonado
Joe agarró la botella de whisky y sin más contemplaciones la estrelló contra la cabeza del tipejo. En las pelis el cristal siempre se rompe. Pero en esta ocasión no sucedió así, o puede que le diese con el canto, pero el caso es que sonó como quien golpea un clavo con el martillo.
El tipejo se fue al suelo.
El barman sacó una recortada de detrás de la barra – Ya basta, ahora todo el mundo se va a quedar donde está, voy a llamar al sheriff
- Ni en sueños – comenzó a caminar en dirección a la puerta de salida mientras sus espuelas resonaban
El barman disparó contra el techo de su propio local, lo que provocó una pequeña nubecilla de yeso blanco.
El foragido se paró en seco - Está bien esta bien, ya me quedo – Pero tenía una treta reservada. Mientras se dio la vuelta sacó su revolver y apuntó al barman - Tú gordito ¿quieres un nuevo agujero para que haga compañía a tu ombligo?
Al barman comenzaron a salirle colmillos, apareció una chepa en su espalda y abundante pelo por todo su cuerpo, sus ropas se rasgaron en varios puntos.
- Más vale que tus balas sean de plata... Forastero
- ¿Y quien ha dicho que no lo son? - Sonrió y al hacerlo relució en su boca un diente falso.
En ese momento se escuchó un trueno que resonó en todo el pueblo. Fin”
- ¿Un disparo? ¿El fora.. el malo ha matado al hombre lobo? - Preguntó Marcos preocupado y arropándose con la sábana.
- No tonto, es que iba a llover. Ala, a dormir.
12/05/2015
--

Había que inspirarse con un texto al azar de un autor famoso o que te gustase. El libro afortunado fue “Apocalipsis” de Stephen King, en la página que abrí, si mal no recuerdo, salía una pelea a puñetazo limpio. El texto resultante no tiene nada que ver, pero ahí está la gracia. Curioso cuento.

Fuente imagen: http://www.tahoesoldtimephoto.com/scenes_eras.php

lunes, 15 de junio de 2015

Blanca paloma, cielo negro



Blanca paloma, cielo negro (26-02-1995)

Si temor de Amor es;
Si borrachera de canciones.
Lugares y momentos;
Tu presencia, tu desinterés.

Brasas en el interior,
Luchar y sucumbir;
Tú no, yo he de morir.
Fuego purificador, el tiempo.

El renacer es doloroso,
La esperanza me enloquece,
Tras el paso de la muerte
Intentar con lo que deje.

Matar las dudas,
Sacrificar la vida.
Dejemos libre la paloma blanca,
Dejad que sus pasos siga.

--

Aún coleaba el desamor. Aunque supongo que es evidente me gustaría aclarar que “el morir” no es de forma literal. Tras un desamor uno se ha de reconstruir. Con piezas anteriores y también con otras nuevas. Para bien o para mal, cuando el amor es profundo nada queda igual.

Fuente imagen: http://blog.jmdoria.com/la-noche-triste-y-la-paloma-blanca/

lunes, 8 de junio de 2015

Tenemos un problema



De los tres concursantes dos dicen la verdad y uno miente. ¿Se atreve a participar con nosotros ¡Puede ganar un millón de dólares! ¡Dinero contante y sonante! 

- Maldita sea, apaga eso Tom. No sé en que momento la NASA decidió que ver los programas de la Tierra tranquilizaba a los astronautas, pero a mi me pone de los nervios. ¿Te has puesto el traje? Tenemos que comprobar el casco antes de comenzar el descenso, lo que sólo nos da cuatro horas de tiempo ¡Cuatro horas!

- Ya lo tengo y cierra el pico de una vez, pareces una vieja protestando. ¿Sabes lo que me contaron desde control el otro día? Que el noventa y cinco por cien de los astronautas son primogénitos ¿Te lo puedes creer?

- ¿A sí? Pues dile a ese que no creo en las estadísticas. La estadística dice que si yo tengo dos panes...

- Y yo ninguno. Ambos tenemos un pan – Finalizaron casi al unísono.

- ¿Eso quiere decir que no eres primogénito?


- Arthur... ¿Eso quiere decir que no eres primogénito? - Se comienza a partir de la risa.

- Vete a la mierda y anda, abre la exclusa.

PSSSSSSSSSSS

- Venga, asegúrate de agarrarte bien, no me apetece ir buscarte por el espacio...

- Yo también te quiero, Tom


- Bueno, a ver que tenemos. No sé como no han jubilado aún esta chatarra. Las nuevas son más flexibles y no van soltando losetas.

- Bien, tú inspecciona hacia estribor, yo iré en dirección contraria.


- Arthur, tenemos un problema.

- Define problema.

- Se me ha olvidado mandar una solicitud para el concurso de la tele...

Tom se parte de la risa – Yo te mato tío, me has dado un susto de muerte. Anda termina cuanto antes, quiero volver adentro, tengo que arrancarte las orejas.

11/05/2015


Bueno, un relato ameno y para nada pretencioso, esa es la intención. Quizá la intención es jugar con el lector que puede estar esperando que ocurra la "esperada" desgracia, pero simplemente hay una broma dentro de una broma. O... en el peor de los casos una charla agradable entre astronautas.

Fuente imagen: http://www.abadiadigital.com/el-primer-astronauta-que-realizo-un-paseo-espacial/

lunes, 1 de junio de 2015

Pasado, futuro, presente, pasado...


Pasado, futuro, presente, pasado... (23-02-1995)

La luna: 
¿De dónde vienes tan triste?

El niño: 
Ya no importa

La luna:
¿Por qué vienes tan triste?

El niño:
Porque ya no importa

El sol:
¿Dónde vas tan descorazonado?

El niño:
A algún sitio triste.

El sol:
¿Por qué vas tan descorazonado?

El niño:
Porque voy a algún sitio triste

Todos los astros:
¿Qué haces en un sitio tan frío?

El niño:
Pensar en lo triste que es vivir

Todos los astros:
¿Por qué piensas que es triste vivir?

El niño: 
Porque vengo triste y voy descorazonado.

--

Poema lleno de dobles sentidos, en el que no hay nada que no sea metafórico. Abundan además los dobles sentidos. El título del poema también da una de las claves importantes a tener en cuenta, no es casual. Espero no haber explicado demasiado jaja

Fuente imagen: http://biotmr.com/2014/08/08/luna-llena-de/