domingo, 28 de mayo de 2017

Se cierne



Se sobrevenía sobre la ciudad. Majestuoso, inmenso, colosal. Capaz de estremecer a cualquiera que lo viera en vivo y en directo. 

Habría destrozos materiales, heridos, tal vez muertes. Si, seguramente las habría. Nada podría frenar el avance de tamaño fenómeno. Con aquella forma de embudo iba engullendo el mar y pronto tocaría tierra, pobre de aquel que le pillara en medio. Su forma blanquecina se transformaría en marrón y aumentaría su tamaño. Chozas, animales y personas comenzaron a volar por los aires.

Hera sonrió complacida, todo era de su gusto. Enarcó una ceja y miró a su esposo - ¿Veis porqué no tenéis que encapricharos de ninguna humana? Lo hago por vuestro bien. He de recordaros de continuo la mortalidad de vuestras elegidas. Los humanos son tan… volátiles – Rió su propia gracia.

Noviembre 2016

Fuente imagen: http://www.muyinteresante.es/ciencia/fotos/fotos-meteorologia-foto/fotos-nubes-tormenta___3902

domingo, 14 de mayo de 2017

Tejedor



Terence era un prolijo tejedor de mantas. Y trabajador. Día tras día, apenas paraba para descansar. Tejer es un trabajo que permite pensar, bueno, al menos cuando ya tienes cierta práctica, como era el caso que nos atañe.

Es por ello por lo que la mente de Terence estaba siempre en otra parte. A veces alguien le hablaba y no se enteraba hasta que no le gritaban. Se había ganado la fama de sordo, pero del oído estaba bien, el problema era que estaba ausente. 

El sonido de la agujas repiqueteaba como una musiquilla, hasta tenía ritmo, era relajante. Al margen de sus ausencias de pensamiento, era una persona afable, y bonachón. Por eso nadie comprendió que pudo ocurrir, cuando un día apareció muerto, en medio de un charco de sangre.

El comisario en persona acudió con presteza a investigar como podía haber ocurrido tan horrendo crimen. Examinó el escenario, buscó pistas, preguntó a los sospechosos, hasta que por fin declaró: - He examinado las pruebas y no me cabe duda. A última hora de ayer una de sus agujas enloqueció y se clavó en el corazón de Terence. Era visto que tanto tejer tenía que acabar mal.

22/11/2016

Fuente imagen: http://www.tricotlanfil.es/7-agujas-de-tejer