viernes, 27 de febrero de 2015

Nada hay



Nada hay (17-01-1994)

Con la mirada en el futuro
y el presente destrozado,
ya no hay.

No saber porqué existir
para qué rezar
por quién morir.

Sin pasado ni presente,
con terrible futuro
en mi mente.

Ahogándome pido socorro
tendiendo los brazos al vacío,
sin fuerzas para salir del lodo.

Dame fuerzas, Dios mío,
dame ilusión
ya que sin esperanza voy
ayúdame y concédeme tu perdón

--

Y la cosa se rompió. Contundentes palabras, pero el estado de ánimo en esos momentos era para lo que daba. No hay mucho más que añadir. En estos momentos me quedé un poco sin palabras. No por la historia del pasado, sino más bien por ser un sentimiento que creo que puede aplicarse a otros casos o situaciones. De todos modos, el escrito ahí queda.

P.D: El blog llegó a las 10.000 visitas. No es mucho comparado con otros blogs, pero es que este es que es mío ^^ Gracias a todos :)

Fuente imagen: http://www.galiciaunica.es/la-magia-de-la-tierra/

viernes, 13 de febrero de 2015

El pecado de amar


El pecado de amar (29-12-1994)

Amor darás
que fuego tornarán
precio a pagar
por tener tu querer.

Dulces tus lágrimas
amargas palabras
que tan pronto largas
y con las que me matas.

Mal momento
para despertar
de este tormento
de aprender a amar.

Sobre mi corazón
lágrimas secas
deseando los ecos
de tu dulce voz.

Amor daré
y fuego tornarán
que yo pagaré
por tener tu querer.

--

Bueno, el amor se va tornando en algo doloroso. En este caso fue un síntoma del derrumbe inminente, pero esas cosas no se saben por anticipado. De todos modos ahí quedó plasmada la situación a modo de poema :)

Fuente imagen: http://www.imagui.com/a/corazon-con-fuego-imagenes-irepGkXr7

viernes, 6 de febrero de 2015

Recuerdos


Los recuerdos son como una niebla espesa. Creo que los más antiguos sólo perduran ya que los rememoramos en ocasiones, y lo que recordamos en realidad, es haberlo recordado. Con esta hipótesis podemos hacernos una idea de lo poco fiables que son los recuerdos. La memoria... La memoria es selectiva y no sólo eso. La memoria es engañosa. Se ha demostrado que el cerebro recuerda las sensaciones, y el resto de información es más o menos reconstruida intentando adaptarse a esa sensación recordada.

Mi primer recuerdo data de cuando tenía tres años. Se la edad ya que en el recuerdo se incluye una frase que lo dice. Este recorte, no tendría nada de especial de no ser por tratarse justo de eso, el primero. 

Estaba en la acera, debajo de la casa de mis padres. Estaba sentado en un carrito de niño, salíamos de casa y estaba delante de la puerta del garaje que hay justo al lado, aún sigue ahí. Y la frase que dice mi madre (a la que no veo ya que está a mis espaldas). “En tres anys i encara et tinc que portar en el carro” (Con tres años y aún te he de llevar en carro).

Así que mi primer recuerdo es un sermón de mi madre jajaja. Supongo por el hecho de que o caminaba despacio o me despistaba con cualquier cosa. Está bien recordar cosas de antaño, no sé si es signo de que me voy haciendo mayor.

Poco a poco el tiempo, se va encargando de que estas cosas sean cada vez más únicas. Como lo de los juegos de niños, sin consolas y sin ordenadores. Pasábamos muchas horas en la calle, jugando a las canicas, a churro va, a saltar a la comba, al sambori... Juegos que hoy en día parecen ya prehistoria.

Jugaba en campos y solares, casi podría reconstruirlos mentalmente. Ahora sobre ellos todo son edificios, esos lugares ya sólo existen en mi memoria. Al igual que aquellos niños, aquellos amigos, sólo existen en la mente.

El primer libro que me leí: Bambi, me costaba horrores leer un par de aquellas líneas. Al menos aún conservo el libro y las marcas que me hizo mi madre, de hasta donde me tocaba leer cada día.

La primera película que recuerdo haber visto en el cine “La guerra de las galaxias” Que suerte jajaja Resulta que he ha convertido en toda una película de culto. Por cierto, me dormí viéndola jajaja Pero no por ello deja de ser un recuerdo genial.

También recuerdo mis primeras cartas, y mis primeros amigos por correspondencia. También me considero afortunado de haber recuperado a una de las amigas. Uno de los amigos llegué a contactar con él, pero andaba sumido en la marea del estress y el trabajo.

Dicen que somos nuestros recuerdos. No sé si será cierto, pero si sé que son únicos.

06/02/2015

Fuente imagen: http://www.traslacoladelarata.com/2013/09/15/los-recuerdos/