viernes, 27 de marzo de 2015

Ella


Ella (02-02-1994)

Solo me encontré por el camino.
Sentí tu dulce presencia.
Joven, de hermosa apariencia,
atraías hacia ti mi destino.

Muy cansado estoy.
Harto de pensar
harto de a...
harto del dolor.

Nunca pensé que tan pesada sería la carga.
Demasiado fuerte aposté,
pero juro que fue sin querer
entregarme, de mi interior mana.

Intentaré luchar por el futuro
y si mis fuerzas no son derrotadas
a alguien más dulce espero encontrar
que en este mundo me pueda saciar.
--

Toca reconstruirse después del desamor. Lo importante es guardar esperanzas aunque sea para poder seguir caminando un poco más.

Fuente imagen: https://justwritingtowrite.wordpress.com/tag/lonely-road/


viernes, 13 de marzo de 2015

Si me llenara tu amistad


Si me llenara tu amistad (26-01-1994)

Tú dolor, yo dolor:
tú por mi,
yo contra mi;
lo que por ti sentí
me ahoga sin compasión.

Inocente o culpable;
yo estaba seguro,
tal vez tu indecisión,
tu inexperiencia o que se perdió,
tal vez te hice perder.

Uno a cada lado de la habitación
hablar, lo mismo no es.
Nos mentimos con frialdad
a ver quien aparenta estar mejor,
a quien no le duele el corazón.

Como amigos, me dijiste.
Lo intentaré, te dije yo.
Me ayudarás, contentaste.
Tú no ayudas, yo mal intento
y amigos está por ver.

Nada es para mi tu amistad.
Sólo la amarga esperanza
que me permite seguir con vida
con la que intento reunir fuerzas
para una vida nueva empezar.

--

Aquello de “pues sigamos como amigos” no siempre funciona. A mi jamás me funcionó. Cuando mucho dolor se siente, a veces no hace más que alargar ese dolor.

El dibujín que acompaña es mío de por aquella época. Además voy a añadir una frase que anoté en mi cuaderno:

“Larga vida a la libertad, y malditas sean las ideologías”
Robinson Jeffers.


sábado, 7 de marzo de 2015

En mi corazón



En mi corazón (19-01-1994)

Parte 1ª. Dolor y Culpa

Miles de estrellas en el cielo
miles de lágrimas derramadas
por qué tanto dolor
por quién merece la pena.

Si dar fue mi pecado
sin esperar nada recibir
maldito sea ese pasado
que ahora me hace morir.

Maldito sea yo 
por mi suerte y destino;
espero que Dios me perdone
pero menospreciarme a mi mismo.


Parte 2ª. Dolor y Recuerdo

Ay, lo pasado fue bonito
días y noches a tu lado
bonito es sentirse amado
por ti, el mejor regalo.

Si te miro, aún te quiero
si te esquivo o me aparto
es porque el dolor
me tiene rodeado.

Si te busco o te llamo
aún te amo;
perdóname porque te he odiado,
mi ser has destrozado.


Parte 3ª. Dolor y futuro

Entre el llanto, la furia,
el tormento y el lamento
de no poder estar a tu lado,
de no poder compartir la vida contigo;
ahora en calma escribo estas palabras
que con el dolor van a morir.

Entre la esperanza y la desesperación,
la lucha y la muerte
se haya mi vacío corazón;
a ratos pierdo y recupero la razón;
yo te pido perdón
porque aún no he podido dejar de quererte.


Y 4ª. Tras el adiós, espero un bonito comienzo

Adiós corazón, adiós vida;
tú me llenaste de ilusión,
y guiaste mi timón
en un mar de esperanza;
que ahora: corazón roto,
mi ilusión naufraga,
el timón a la deriva
en mi vida fracasada.

Un beso, una oración
y un hasta pronto
que no se donde me llevará el viento
pero diga lo que diga
haga lo que haga
ten por seguro que tu también tendrás
un trocito en mi corazón.

--

Me gustaría decir que esto fue el final del dolor... Pero no fue así. Al menos quedó un bonito poema para el recuerdo. Curioso por sus partes y bastante largo para lo que solía escribir. Un pequeño periplo por el desamor, el dolor. Es como una quemadura que duele durante bastante tiempo después de producirse. Pero tiempo al tiempo.

Fuente imagen: http://aguayte.blogspot.com.es/2012/06/emilio-y-tina-genesis-de-la-vida-en-la.html