domingo, 28 de febrero de 2016

Orígenes



Orígenes (09-10-1995)

Viajero en el tiempo
mota de polvo
pero que arde y corre
sufre y Ama.

Observo y pienso
medito y temo
pero no tengo miedo.

Los sentimientos me queman
los sentimientos me corroen
me hacen saltar
a la llama si es necesario.

Me gustan las fuertes sensaciones
me gusta la pasión
los bonitos sentimientos, el Amor.

La charla es comunicación
intercambios, opinión,
llegas y te llega gente
escuchar es un don.

--

Poema un poco raro jaja Prefiero no poner opiniones al respecto y así dar margen al lector. Ya hemos pasado de las tres cuartas partes de los poemas que tengo. Dentro de poco se irán espaciando cada vez más en el tiempo. Pero aquí esta otro de esos poemas, como en la primera estrofa: un viajero en el tiempo.

Fuente imagen: https://caminosdispersos.wordpress.com/category/metafora/

domingo, 21 de febrero de 2016

De cómo empecé a escribir.


Me han comentado un par de veces que les resulta extraño que mi profesión sea técnica y en cambio escriba. Por aquello de “eres de ciencias o de letras”, quizá este sea uno de los motivos:

Se me daba mal lengua. Desde el principio. Todos andaban locos con mi caligrafía y sufría castigos y reprimendas por ello. Cada uno me enseñaba una tipografía distinta y parecía que la mía era un horror. Para poder tener buena caligrafía tenía que escribir “como otros”, lo que me costaba como tres veces más de lo normal y nunca lo sentí como “mi letra” Fue por ello por lo que aprendí a escribir de dos modos distintos y aún los conservo. Al final, no sé si mejoré un poco o me dieron por imposible.

La ortografía fue otra lacra para mí. No es que no me esforzara, es que no me entraban las reglas de la ortografía. Tenía un librito en el que venía todo explicado, lo leí varias veces y aun así… seguía aprobando lengua a última hora y raspado de nota. Y... lo odiaba.

Analizar frases no se me daba mejor. Me parecía complicado identificar cuando una palabra era una cosa y cuando era otra, con esto también lo pasé mal.

Creo que fue entonces cuando me decanté claramente por las matemáticas, los números parecían más claros, sería complicado, pero los números no engañaban y dato importante, te podías comprobar a ti mismo si lo habías hecho bien. Era algo tangible, exacto.

Fue en aquella época cuando el profesor de lengua nos dijo que teníamos que escribir un poema. ¡Horror! Un poema. Sabía la teoría, aquello de las rimas y demás ¿Pero yo que era un negado en lengua?

Como en todo, me puse a ello. Y se me ocurrió escribir un poema sobre un perrito que no tenía (nunca tuve) Un perrito, gordito, ciego, patoso... Sin darme cuenta mi imaginación voló y resultó un poema sencillo y de humor.

No esperaba nada de ese poema, pero cuando el profesor corrigió los poemas, eligió a tres (de los cuarenta que éramos en clase) que le había gustado para leerlos en voz alta. El mío fue uno de los elegidos. Me moría de vergüenza, el chaval que agonizaba para aprobar lengua había escrito algo que parecía merecer la pena ser leído para toda la clase.

Aquello se me quedó grabado y lo recordaría años más tarde, cuando decidí escribir un poema por mi cuenta, y ese le sucedieron muchos otros.

17/02/2015

Fuente imagen: http://dictadosparaprimaria.com/dictados-para-primaria-aprender-a-escribir/

domingo, 14 de febrero de 2016

A veces es sencillo



A veces es sencillo (09-10-1995)

Ya es buen regalo con alguien estar
compartir los momentos
la vida, el Amor
y desearse felicidad.

Yo no quiero más 
que tu cariño y Amor.

Sé que habrán buenos momentos
sé que malos habrán
pero si tú me regalas tu Amor
contigo siempre querré estar.

Yo no quiero más
que tu cariño y Amor.

Por baches pasaremos
desgracias y demás
pero si tú en mi corazón estás
todo será mucho mejor.

Yo no quiero más
que tu cariño y Amor.

Perdóname cuando mi mente se ciega
pues en los momentos de sobriedad
me doy cuenta
lo sencillo y bonito que es quererte.

--

Apropiado poema para un día como hoy. Aunque nunca me gustó la celebración de San Valentín, me pareció un invento comercial. Y del amor hay que acordarse a diario, no unas pocas veces al año jaja El Amor es aquella botellita de licor que quedó atrás en uno de los poemas. Que se ha de cuidar día a día y sorprender el día menos esperado, no en la cita en la que “toca” ^_^ Espero no parecer pedante, sólo es mi opinión jajajaja

domingo, 7 de febrero de 2016

Esperando el metro.


En las horas más turbias de la mañana, cuando el tiempo se fagocita a sí mismo de camino al trabajo o los estudios y todos andan imbuidos en lo cotidiano. Algo sucedió de pronto en la abarrotada estación del metro.

Unos gritos por encima del murmullo general de la gente, y de pronto se hizo el silencio. Un viejo farfullaba enfadado por todo lo alto, mientras arrastraba un carro de la compra.

Por el tono de su voz y el olor que desprendía, no era difícil discernir que había bebido de más. No sólo se hizo el silencio a su alrededor sino también el espacio. Como si nadie quisiera que le salpicase ningún problema.

- ¡Bueno, pues cojo y me tiro a las vías y ya está! - Se oyó alto y claro. Una mujer se acercó al interfono de comunicación y dudó sobre si pulsar el botón o no.

Al final solo uno, un valiente se atrevió a acercarse al causante del alboroto - ¿Pero qué le sucede buen hombre?

El señor lo miró incrédulo, por lo visto no esperaba que alguien fuese a dirigirse a él – ¡Qué esto es un lío! ¡El ascensor no va y yo no ve voy sin mis cosas!

El anónimo valiente miró el carro y asintió – Esta bien, yo le ayudo a subirlo por las escaleras.

La gente se relajó, y otro de los que estaba por allí atento se prestó también a ayudar con el carro. De ese modo la situación se solventó sin percances y todos volvieron a su cotidiano día a día.

07/02/2015

--

Creo que voy a escribir unas memorias con las cosas que me pasan y/o me imagino de camino al trabajo jaja. Bueno, esto no fue literal, pero si me serví de un par de hechos, los mezclé en la coctelera y aquí está el resultado :)

Fuente imagen: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/10/valencia/1244625484.html