viernes, 11 de octubre de 2013

El crimen perfecto

En la página que nombré tiempo atrás de los juegos de rol, me apunté hace unos meses a un taller de escritura. Es algo así como que se propone una idea, concepto, frase, imagen o lo que sea, y hay que construir un relato inspirándose en ello.

Descubrí lo agotador que es escribir, pero también que mis relatos tuvieron mejor aceptación de lo que esperaba (lo cual no es mucho jaja), me puntuaban bien en la historia en sí, y regular en el aspecto más técnico. Participé en tres ocasiones, aunque estoy a punto de retomar el taller. Aquí os presento el primero de mis tres relatos (Espero que aumente la cifra en el futuro). 

P.D: ¡Por fin algo más reciente! ^^


Jack se encogió al volver a la calle, hacía frío para ir con su camisa de oficina, pero claro, habría llamado la atención si hubiese cogido la chaqueta, era un mal menor para que todo encajara.

Subió a su coche y se incorporó a la carretera “Mil ciento uno, mil ciento dos, mil ciento tres” Era su forma de medir la distancia con el vehículo que le precedía, no podía arriesgarse a tener un accidente, ni a que le parase la policía, todo había salido perfecto y le costaba disimular la sonrisa.

Decían que no era posible el crimen perfecto ¡Ja! Ellos que sabrán, nadie le había visto entrar, el silenciador amortiguó el sonido, un disparo al cuerpo y otro en la nuca, al pobre infeliz apenas le dio tiempo de dedicarme una mirada de incomprensión un ¿porqué? había quedado dibujado en su rostro antes de que pusiera los ojos en blanco.

“Mil ciento uno, mil ciento dos, mil ciento tres” Ahora de vuelta al trabajo, en la oficina todo estaba controlado por cámaras, la policía pediría las grabaciones, pero sólo se vería como entraba en el baño y luego, al poco, como salía de él, veinte minutos exactos, estaba todo calculado, la coartada perfecta.

Por fin llegó al mismo sitio en el que había aparcado con anterioridad, apagó el motor, no había tiempo que perder, cerró el coche, ya estaba casi todo hecho, sólo le quedaba lo más sencillo, entrar en el callejón, colarse por la ventana.

A su edad ya no estaba para esos trotes, la ventana no es que fuera muy grande, pero mejor, cuanto más difícil pareciese antes dejaría de ser sospechoso, se metió de nuevo en el baño, no había tiempo que perder, tiró de la cadena y salió para dirigirse a su mesa, respiró profundamente.

Al poco de haberse sentado una voz se dirigió a él - ¡Jack! ¿Qué te ha pasado? – Susan, la secretaria lo miraba con expresión de incertidumbre y sorpresa – La cara… ¿Pero que te ha ocurrido…?

Trató de mantener la cama. No tenía ni idea de a que se refería, debía de tener alguna explicación lógica. Mejor no hablar, ya que no sabía qué podía decir.

Se levantó de nuevo, volvió al baño y encendió la luz. No se podía creer la imagen que veía en el espejo: su rostro estaba salpicado de sangre.

Eso no ocurría en las películas, la sangre siempre iba hacia atrás, no en dirección de quien disparaba.. demasiado cerca ¡Maldita sea! No quiso errar el tiro y le disparó demasiado cerca.. Jack ya se vio entre rejas. Conocedor de su fracaso, no le quedaba más opción que entregarse.

 30/11/2012

Fuente imagen: http://39escalones.wordpress.com/2013/06/14/documental-el-cine-negro-jeffrey-schon-1994/

6 comentarios:

  1. Un relato estupendo, con una sorprendente conclusión: el cazador cazado. Me encanta por lo sencillo, y porque mantienes muy bien la intriga. La prosa se te da muy bien, y espero que los demás relatos que tienes y harás también quieras compartirlos, porque seguro que merecen la pena :)

    Un placer leerte, como siempre ^_^ tVm *

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Poe :) Gracias por tus elogios. Me alegro de que “parezca” sencillo, para mi no lo es jaja Me gusta el cine negro, quizás ahí puedo “escarbar” más cosas en el futuro. Y si, ya tengo un cuarto relato en proceso de depuración ^^ :*

      Eliminar
  2. Excelente amigo Roland! Tiene suspenso, tiene factor sorpresa, es reconfortante en el sentido que el crimen no quedara impune y hay transformación en el personaje de Jack, Todo esto logrado en muy pocas líneas. Tienes muy buena capacidad de síntesis y eso es importantísimo, sobre todo en los cuentos. Bueno, ya parezco tu profesora de taller, yo te hubiese puesto una muy buena nota en este cuento. Retoma tu taller, y sigue escribiendo!!!! que como dicen, algo queda! Un disfrute de viernes en la tarde!
    Un abrazote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Natalia :) Me alegro de que te resulte tan completo. Si acaso resaltar algo que dijiste que a mi me resulta importante, se trata de esa transformación del personaje, para mi una buena narración ha de tenerla, es señal de que el personaje está "vivo". Y si, retomé el taller, ya os iré contanto más cositas. Un abrazo grande!

      Eliminar
  3. Hola Roland!! dado que tu blog me ha encantado y para premiar tu enorme trabajo te he concedido el premio Liebster Blog Award. Puedes pasarte por mi blog para consultarlo:

    http://donde-los-valientes-viven-eternamente.blogspot.com.es/2013/10/premio-liebster-blog-award-que-me-han.html

    Un saludo y enhorabuena!! sigue así!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hammer :) Ya me pasé por tu blog y te respondí allí. Es un honor tu premio, intentaré ser merecedor de él. ¡Un saludo!

      Eliminar