domingo, 8 de octubre de 2017

Un segundo



Su madre sermoneándole, es su primer recuerdo. Tan borroso como una vieja fotografía que se deshace en las manos, convirtiéndose en polvo. 

Acariciando a un perrito. Momento en el que confiado con su padre, visita a sus familiares. El olor a naftalina de la ropa de su abuela. 

Travesuras con su primo. Incluso alguna gamberrada. Ruborizarse por la mirada de una chica. 

El primer orgasmo. El primer amor. Un beso bajo la lluvia. Cuando la lluvia no importa, es que algo especial ocurre. 

El frío que cala los huesos en el hospital. El peor vestirse, negra ropa y negra el alma por el luto. 

Las campanas de la boda. El llorar de un niño. Ilusión y viajes. Gritos y llantos. Alma desgarrada. 

Un nuevo amor. Retos y superación. Encontrarse a uno mismo. 

Las canas, el frío en los huesos, no perder la ilusión.

Los nietos, la familia, las charlas al sol del invierno, la compañía.

Y ahora en el lecho de muerte, sonríe al ver todo esto pasar ante sus ojos. ¿Cómo no hacerlo? Tan preocupado que estaba por este momento, creyendo que sería amargo… Y ahora se da cuenta, satisfecho, que no fue una vida perfecta, pero fue la suya. Digna, y puede decirse que… Mereció la pena.

29/08/2017

10 comentarios:

  1. Hola Roland !!

    No hay nada mejor en esta vida que avanzar y verlo todo como continuas nuevas experiencias.
    Creo que escuché en algún lugar que morir es facil vivir es lo complicado, y si lo hacemos así, dignamente y satisfechos de nuestros pasos, que podemos pedir más... siempre merece la pena.

    Me hiciste recordar algunos de mis propios fragmentos de vida. :)

    Saludos y feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nieves!

      Si, también escuché esa frase. Al final, yo creo que no hay mejor cosa que estar satisfecho con uno mismo.

      Besos

      Eliminar
  2. ¡Hola Roland!

    ¡Qué hermoso relato! Frases cortas con las que tejes una vida entera, enlazándola con la de todos los que en algún punto nos identificamos con ella. La impersonalidad lo hace increíblemente personal.

    Siempre hay esperanza. Y siempre merece la pena.
    *Qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!

      Jajaja Me gusta eso que dices de la impersonalidad y lo personal. Esperemos que merezca le pena.

      :*

      Eliminar
  3. Vida/Muerte/Vida...
    Un relato conmovedor, pero con un simbolismo digno de apreciar.
    Un gusto haberte visitado.
    Cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adriana.

      Siempre es agradable conmover y transmitir. El gusto es mío y vuelve siempre que lo desees :)

      Cariños

      Eliminar
  4. Brilliant mi querido amigo!
    Un abrazote grandisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga Natalia.
      Otro abrazo enorme para ti :)

      Eliminar