domingo, 2 de agosto de 2015

Pena, angustia y dolor.


La pena muchas veces es algo ajeno. Pena nos dan los infortunios de los demás, pena nos da también lo perdido, lo que ya no tenemos, lo que ya no es nuestro.

La angustia es algo que va por dentro. Algo que corroe y te modifica, te transforma, de un modo u otro, dejas de ser uno mismo.

El dolor es también algo que se lleva dentro. Pero en cambio, con dolor sí que se puede llegar a vivir. Es una PENA, y ANGUSTIOSO pensarlo, pero al DOLOR es algo a lo que te puedes llegar a acostumbrar.

22/05/2015

--

De otra de las ideas para escribir, surgió esta idea breve. Un pensamiento escrito que termina juntando en una misma frase los tres conceptos que se describen con anterioridad.

Fuente imagen: Fuente image: http://www.imagui.com/a/meditando-cBXrk7REj

2 comentarios:

  1. Hola Roland!

    Interesante reflexión, breve pero contundente. Me ha hecho reflexionar al respecto, y creo que comparto esa forma de ver el tema: uno se puede acostumbrar al dolor, desgraciadamente, pero.. mejor no tener que estar en esa circunstancia!

    Como siempre, un placer leer tus reflexiones :)
    *Qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!

      Gracias por el comentario. A veces jugar con las palabras trae interesantes reflexiones. El placer es mío :*

      Eliminar