domingo, 16 de agosto de 2015

La decisión



Tenía que tomar una decisión difícil. Una de las más complicadas que había tomado en su vida. Conformarse con lo seguro e ir languideciendo, yendo cada vez a menos, o arriesgarse. 

El riesgo, si salía bien merecería la pena, era lo que realmente estaba deseando. Además, sentía que podía luchar por ello. Pero... ¿Y si salía mal? Pero había que tomar una decisión: Conformarse o arriesgar.

Finalmente pensó que ya suficientes trenes había perdido en esta vida. Suficientes tomaduras de pelo. Suficientes veces se había conformado con lo que le daban. Por una vez, o mejor dicho como una de las pocas veces, haría caso a su corazón, lucharía por lo que de verdad quería. Así al menos, si lo conseguía sería feliz. Si no, le quedaría el consuelo de haberlo intentado.

05/06/2015

--

El día 04/06 tuve que tomar una decisión muy difícil. Al final resultó que la decisión no servía para nada. Unos días después me dijeron que la alternativa no iba poder ser y que sólo se podría hacer... justo lo que ya había decidido yo. De todos modos este texto expresa parte del calvario particular por el que tuve que pasar en unos pocos minutos.

Fuente imagen: http://www.fotolog.com/el_hombre_sermo/61231785/

6 comentarios:

  1. Hola Roland!

    Tres párrafos.. solo tres, que encierran una angustiosa elección. Alguna vez todos hemos pasado por algo así, aunque sin plasmarlo tan acertadamente en palabras, es algo con lo que yo fácilmente me identifico.

    Lo curioso es que a veces no llegamos a saber qué hubiera pasado en caso de haber elegido otra cosa, sólo nos lo imaginamos, para bien o para mal. Por lo que dices en tu comentario personal, tú sí lo supiste, y tu elección primigenia resultó correcta.. ¡Bien por ello! ^_^

    Como dice el refán, "el que no arriesga no gana". No siempre es correcto, pero sin duda es muy optimista, jaja.

    Esperando tu próxima entrada en el blog! ^_^
    *Qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!

      Bueno, si fue angustioso. Al día siguiente se me ocurrió dejarlo plasmado y tal vez también un modo de confirmarme a mi mismo que estaba seguro con mi elección. La vida está llena de elecciones, así como en la película de Mister Nobody jajaja

      Gracias :*

      Eliminar
  2. Holarolabd Jorge
    COmo siempre, tus escritos tiene una gran honestidad, eso de la gran decision y que despues no sirvio para nada, me deja con gran curiosidad. Me gusta siempre irme por lo que dicta el corazon, aunque a veces uno se estrelle. Un fuerte abrazo o abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia :)
      Aunque el texto trata de ser algo genérico que valga para otros casos... Supongo que con el comentario dejo con la intriga. Es largo de explicar, diré que fueron temas laborales y que al final salieron bien. Me quedo con los dos, el fuerte abrazo y el abrazote jaja

      Eliminar
  3. Tomar una decisión siempre es difícil y nos llena de dudas. Sin embargo, cuando no tenemos elección todo es mucho más fácil, al menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto Amparo. Y algunas decisiones son angustiosas. Esperemos acertar al menos con las importantes. Gracias por el comentario.

      Eliminar