lunes, 23 de septiembre de 2013

Fragmentos de rol (2 de 2)

Como decía mi padre, en paz descanse, “Lo prometido es deuda” Debería hablar de él más a menudo. Pero bueno, a lo que iba. Aquí siguen los tres fragmentos prometidos. Ahora ya sabéis de que va la cosa, y que al ser fragmentos no tienen significado en si mismo, sino que hay que encajarlos dentro de una gran historia que hay que imaginar. Como nota diré que muy al inicio de este blog, la historia “Descenso a los Infiernos” está basado en una partida entera. Es un resumen y tuve que emplear hasta 10 entradas debido a su extensión. No incordio más, aquí van ^^





Ya estaba dicho, había sido claro y reflejaba mis pensamientos. Mi respiración se redujo al mínimo y toda, toda la atención de mundo recaía sobre la hermosa mujer que acababa de dar un trago a su bebida.

La noté dubitativa, confusa quizás. Mi corazón bombeaba sangre con fuerza como si se tratase de una situación de peligro, por un momento pensé que no iba a tener una buena reacción, que le había fallado de alguna manera, me supo mal verla triste pues era lo más alejado de mis intenciones.

Cuando me mira trato de sonreírle, pero no me sale más que una un esbozo de sonrisa. Mis nervios no dan para más. Agarró mi pelo, con suavidad y firmeza, pero aunque me lo hubiese arrancado no me habría dolido, todo dependía de lo que dijese y sus palabras se demoraban.

Se sentó sobre mi, todo mi cuerpo se estremeció como si me hubiese dado la corriente, pero no puedo más que esperar. Noto su mirada clavarse en mi ¿Qué hay detrás de esa mirada profunda? Mi corazón me dice que hay una mujer sensible, ¿Qué dirán sus labios?
Rozó mi barba e incline mi cabeza buscando prolongar esa caricia. Cerré un momento los ojos, y ahora me salió una sonrisa sincera ¿Quién necesita palabras? Un roce, una caricia, son formas de expresarse…

Me hizo la pregunta, iba a responder, pero cuando rozó mis labios mis manos volaron a su pelo, y su espalda. La estreché contra mí, cerré los ojos de nuevo, y toqué el cielo.
No se puede describir con palabras un beso tan bonito, cuando es puro sentimiento, cuando dos almas se funden en una sola, cuando el tiempo se detiene y los corazones se aman.

Cuando finalizó ese beso mis ojos estaban húmedos por la emoción que sentía, negué con la cabeza… - no lo sé ¿acaso tiene sentido el amor?

--

Roberts asiente con la cabeza – Gracias, lo intentaré

Al verte tartamudear, y pese a que estabas armada no lo dudó. Te abrazó para fundirse en un beso contigo, apasionado, arrebatador, quería beber de ti y dejarte un bonito recuerdo por si pasaba algo.

Tras el beso, cogió su sable y salió cerrando tras de si, sin mirar atrás. Dejándote con las sensaciones de ese beso, el sentimiento por ese hombre y todas las incertidumbres del mundo sobre lo que iba a pasar.

Pasaban los segundos como si de horas se tratara, si algo bueno había en ese momento es que aún podías percibir su sabor, el sabor de su beso había quedado en ti.

Estabas alejada, prestaste toda tu concentración en el oído, la noche se presagiaba larga, y además podía ser la última noche de tu vida. Extraño final para una vida tan desdichada que se extinguió en el momento de mayor esperanza. Al menos eso quedaba, haber conectado con alguien especial en los últimos momentos de tu vida. La luna en el cielo, el profundo mar oscuro. Te aferraste al precioso metal que podía ser la diferencia entre la vida o la muerte. O tal vez, entre la peor de las muerte de una muerte al menos, digna.

El tiempo pasaba era increíblemente lento, hasta que pasados unos minutos escuchaste unos pasos, lentos que se acercaban a la puerta, rodó la llave, se abrió ¡Roberts! Aunque estaba pálido y con el rostro sombrío.

--

Tras mirarte a los ojos a la penumbra de la luz de la luna, se levantó para izarte en brazos y sentarte en su regazo, con la facilidad que tenía para moverte de un lado a otro.

Y así comenzó a peinar tu cabello dándote agradables sensaciones – Me encantaría poder darte eso… - Y para que no replicaras posó un dedo en tus labios – tssssssss

- Disfrutemos del momento pequeña Ashira. No te puedo prometer nada, me gustaría no fallarte. De hecho si no hablo mucho y me muerdo la lengua, es por no dañarte en el futuro prometiendo cosas que… - suspiró – me encantaría poder darte – Y con esas palabras, quizás diciendo algo más de lo que le hubiese gustado, juntó sus labios con los tuyos, su embriagadora lengua se abrió paso al encuentro de la tuya y abrazó tu cuerpo de forma que apenas te podías mover.


Fuente imagen: http://maradentro.bligoo.es/de-entre-ese-espacio-de-la-mente-y-los-dedos

8 comentarios:

  1. todo esto me hizo acordar a nacho vegas ... nada mas para decir . lobueno si es brebe , mucho mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, me alegro de evocar a alguien famoso ^^ Nada, un placer leer tu comentario

      Eliminar
  2. Hola Roland! Bueno, un hilo conductor en tus tres pasajes: El Beso, el beso y el beso. Y cada uno cuenta una historia diferente. La verdad me parece un muy buen ejercicio narrativo y de imaginación.. El primero sobre todo me pareció muy intenso y electrizante. Bien logrado, Pero los tres son muy agradables de leer. Yo no entiendo nada de esos ciber juegos, pero te suelta la pluma, y eso me parece maravilloso. Un abrazote de tu fiel lectora! ( gracias por tu apoyo en FB)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Natalia! ^^
      Oh, mi fiel lectora :) Es un honor que lo seas. Si, estos fragmentos tienen en común el beso, es cierto, supongo que además cierta intensidad emotiva. Por lo demás esto del rol por web si que hace ejercitar la escritura, aunque también roba el tiempo como uno se descuide jeje.
      Un abrazo grande y nada, no hace falta que agradezcas los “like” ^^

      Eliminar
  3. Hola Roland! :)

    Coincido con Natalia en que son tres relatos emotivamente electrizantes, me encantó la definición. Tres fragmentos de tres historias mayores, pero que condensan cada uno la intensidad de un instante de pasión condensado en un beso.

    Hermosa forma de narrarlos, me pareció que en los tres fragmentos los describes tan bien, que es imposible no preguntarse por la suerte de los protagonistas de las historias.

    Me dejas con las ganas de saber más, jaja.. pero eso forma parte del misterio de los fragmentos.

    Gracias por compartirlos, me encantará seguir descubriendo más ^_^

    tVm ;*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Poe ^^
      Nada, ahí quedan para la posteridad estos fragmentos. Pues los dos primeros terminaron bien y el tercero mal jaja Pero bueno, lo dicho, demasiado largo para contar aquí.
      Un placer :*

      Eliminar
  4. Oh, vaya, Roland, me temo que no seré muy original en mi comentario, porque coincido plenamente con Natalia y con Poe...Eso sí, te hago una proposición, y además muy indecente :-) :el siguiente paso tras estos útiles y estimulantes ejercicios literarios es lanzarse ya a escribir relatos...¿Para cuándo? :-) (ja, ahora es cuando me dices que ya tienes escritos un montón de relatos, y es cuando me matas, jajaja).
    Bueno, ahí queda la propuesta...Mientras me contestas, te mando un abrazo! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mercedes jajaja Vaya con tu proposición, encantado por ello :) Ummm Ni tanto ni tan calvo, no tengo un montón de relatos, pero si alguno :P en concreto tres relatos cortos que llegarán a este blog en próximas semanas ;) Ya contaré más detalles sobre ellos a su debido momento, pero me recuerda que he de ponerme las pilas con la prosa, no tengo tanta como poemas jaja ¡Un abrazo!

      Eliminar