miércoles, 15 de junio de 2011

El corazón por la boca


Algo no marchaba bien, pero no desde hacía poco, desde hacía años, quizás venía siendo más consciente desde hace unos meses, pero plantear el problema no hacía más que chocáramos una y otra vez, en un círculo vicioso.
Aunque los motivos perecían cambiar o al menos había más de uno, a veces uno se deja llevar, cierra los ojos, hace como que no pasa nada y tira para delante.
Pero hace unos días decidí poner fin a la ceguera y plantear que las cosas no podían seguir así, la relación estuvo tan al borde del abismo que me vi más fuera que dentro, de pronto parecía que ella no quería arreglar las cosas, quizás por el temor de no repetir las mismas cosas una y otra vez.
Jamás me vi capaz de dar tanto, pero desde la óptica de lo que hay en juego parecía algo natural y es que cuando ya se ven los 40 de cerca, comenzar de nuevo da mucho vértigo.
La relación se había vuelto tan fría que era poco más que una amistad, al final, tras largas horas de incertidumbre y tristeza se comenzaron a dar unos pequeños pasos, ella parecía dispuesta a intentarlo sin prometer nada, yo desde el principio le dije que estaba más que dispuesto.
Me arrepiento de muchas cosas, cosas que no hice o hice mal, pero el pasado ya no está en mis manos. No se como evolucionarán las cosas, pero se que es mejor no cuestionar y en lugar de eso actuar o al menos intentarlo.

8 comentarios:

  1. Espero que todo vaya bien. Que se valora el intento y no el resultado muchas veces. Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias :D a ver si "la otra parte" piensa como tú.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Vaya... Espero que todo mejore. Pero si no lo hace, a veces una huida es más valiente que quedarse.
    Ya lo dice Ferreiro en Turnedo: "quien no tiene el valor para marcharse, quien prefiere quedarse y aguantar"

    Suerte.
    Te enlazo en mi blog para seguirte la pista :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias, intuyo que es algo que va para muy largo, pero ahí estamos, de momento un poco mejor.
    Si, a veces es más valiente huir, espero no tener que volver a planteármelo, sería buena señal.
    Me agrego el tuyo, gracias por pasarte por aquí, es un placer ^^

    ResponderEliminar
  5. Espero que vaya bien igual que te han dicho y que la otra parte piense como nosotros no mereces estar asi.

    Ya iras contando que tal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Cheester, es cierto, ambas partes han de poner ganas e interés, me gusta tenerte por aquí.
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  7. Ser valiente también es saber dar pequeños grandes pasos *

    ResponderEliminar
  8. Ummm ser valiente es muchas cosas, quizás enfrentarse a los temores...

    Pero mejor no sigo, en todo caso, gracias :)

    ResponderEliminar