domingo, 17 de septiembre de 2017

La soledad


La soledad, la soledad. Que fácil se escribe, pero que difícil es entender en profundidad su significado. Me río yo de los que dicen que se sienten solos entre la multitud ¡Dadme esa multitud a mi! Ojala la tuviese para no volverme loco. Creedme si os digo, que me bastarían cinco minutos para entablar amistad con alguien. ¿Acaso no buscamos todos lo mismo?

La soledad. Después de haber pasado por amigos imaginarios, haber tenido conversaciones conmigo mismo ¿Qué me queda? Solo la locura. Hablo con todo, con las piedras, con las plantas, con el mar. ¿Me creeríais si os digo que el mar habla? ¡Ya lo creo! Ruge cuando está enfadado, tiembla de frío cuando llueve y susurra pícaro cuando está en calma.

Los días se convirtieron en semanas y las semanas en meses. He perdido la noción del tiempo. ¿Acaso no estuve aquí una eternidad? ¿Y el destino? El destino es cruel. Hoy he recibido una carta, venía dentro de una botella, el mensaje que contenía lo mandó algún naufrago hace años. Ojala pudiese ayudarle. Ojala pudiese comunicarle con él y decirle, que no se moleste en escribir con su propia sangre. Que esa botella le sería cruelmente devuelta unos años después.

07/06/2017

8 comentarios:

  1. ¡Hola Roland!

    Qué relato más intenso. La soledad es buena si es buscada, pero terrible si es impuesta. Un náufrago a solas con su desesperación es una historia que merecía ser contada, y tu lo has hecho estupendamente ;)

    ¡Qué ganas de leer más relatos tuyos!
    *Qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!

      Si, intenso es jaja La soledad impuesta y como es en este caso, la desesperación. Gracias por tu comentario.

      :*

      Eliminar
  2. Reflejas la soledad en estado puro. La soledad como esencia y con la convicción de que ya no queda más opción que abrazarse a ella.
    Es uno de los peores estados de ánimos. El de sentirse sólo y sin esperanza.
    Todos terminariamos construyendo un Wilson con quien reír y llorar . No crees ?
    Magistral como siempre Roland

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Nieves!

      Sin duda es una situación en la que nadie quiere caer en ella. Pero solo es un relato de ficción jaja

      Gracias por tus bonitas palabras, besos.

      Eliminar
  3. Hola Roland... me recordaste " la Soledad Concurrida..." de Mario Benedetti, de mis poetas y escritores favoritos.
    Eres muy bueno escribiendo, de verdad...
    Un abrazote enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia :)

      Wow que me sonrojas diciendo que te recuerdo a escritores tan ilustres. Un placer como siempre tenerte por aquí.

      ¡Otro abrazo enorme para ti!

      Eliminar