domingo, 25 de septiembre de 2016

¿Pareja?

Relato finalista y publicación en antología del concurso Palabras en flor:
http://palabras-en-flor.simplesite.com/425396403



- Tu madre no me deja vivir. Todos los días con la misma historia. Que apague la tele, que consume mucha electricidad. Pero hijo, tú que entiendes ¿A que las teles modernas apenas consumen nada de luz? Las de led nada, apenas lo que una cerilla.

- Pues...

Replica su madre - Pero es que hace todas las tardes igual, se pone esas películas de disparar que son tan viejas...

- ¡Calla, calla! Si ella solo quiere ver como se gritan en esos programas de cotilleo. Y eso no lo aguanto, lo único que pido es por las tardes poder ver mi película de vaqueros.

- Pero yo creo que entre los dos...

Lo interrumpe de nuevo su madre - ¡Nada! Que no hay quien lo haga entrar en razón. Siempre igual, y si no se sale con la suya, todo es discutir.

- ¡Ja! ¿Sabes lo que hace cuando me pongo la película? ¡Sale a la terraza y se pone a cantar flamenco!¡Flamenco! Con lo que yo lo odio. ¡Pero solo lo hace para fastidiarme! ¿Qué te parece lo que hace tu madre?

- Pero entre los dos podríais llegar a un acuerdo y...

- ¡Tu padre no hace más que gastar! ¡Cuando no está con la tele se va al bar con los amigos! Y yo aquí me quedo, en casa...

Se ríe con ironía - ¡Pero si ella está todo el día con el aparato del aire acondicionado en marcha! Y dice que consume la tele. Además, si me marcho es para no escuchar como canta ¡Me tiene harto!

- A ver, calma. Podemos hablar sin tener que...

La mujer mira a su marido mientras niega con la cabeza y él prosigue – Si, ahora no dice nada, pero cuando te vayas verás, me va a cantar las cuarenta. Pero al menos me he desahogado ¡Ja!

El hijo se rasca la cabeza preocupado – En fin, yo me tengo que marchar. Ana me estará esperando para salir con los niños – Se levanta para salir del piso en el que sus padres llevan casados más de cuarenta años. No sabe como no se matan, pero lo que no sospecha es que ese mismo día, cuatro horas más tarde, cuando sus padres se acuestan entre quejidos por sus dolores...

- Buenas noches amor, te quiero.

- Yo también te quiero cielo, buenas noches.

Y se dan un beso en los labios antes de dormir.

12/03/2016

Fuente imagen: http://universidadpalencia.blogspot.com.es/2012/05/estatuas-y-monumentos-en-la-capital.html

4 comentarios:

  1. Buenísimo relato. Me encantan las historias con personajes cotidianos
    Felicidades, sé que no es fácil quedar finalista.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nieves. Personajes cotidianos que muchas veces tienen historias interesantes.
      Besos

      Eliminar
  2. ¡Hola Roland! :)

    Magnífico relato costumbrista, y tierno a más no poder. A pesar de las riñas y los malos momentos, los protagonistas destilan un amor de esos que duran toda la vida. Envidiable, por qué no decirlo :)

    Me llegó al corazón el relato, en serio.
    *Qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!
      A veces el amor se comporta de forma extraña. Pero cada uno lo vive de una forma
      :*

      Eliminar