sábado, 17 de octubre de 2015

Tropezar con el pasado


El corazón en un puño. El tiempo no sólo borra lo malo, también borra lo bueno. Por eso las cosas decaen, se tuercen, y la gente se lastima. Olvidamos por qué luchamos. Eso hace que nos quedemos sólo con la lucha del día a día, y que crezca la mala hierba.

Hoy he tropezado con mi pasado. Es fascinante la de cosas y detalles que había olvidado, y que posiblemente haya relegado de nuevo al olvido. No sólo me hace volver la vista atrás, también al futuro. Sabiendo que hay que aprender de los errores, para no cometerlos de nuevo. Pero al mismo tiempo, tampoco podemos ser prisioneros de nuestro pasado, hay cosas que deben volar, para poder ser libres, o al menos intentarlo.

Creo que, muchos de nosotros, al menos las personas con cierta empatía, no nos diferenciamos tanto. Los devenires del día a día nos puede dar días buenos o malos, pero en el fondo todos queremos lo mismo. Amar y ser amados (el cariño y la amistad también son formas de amar),  salud, un poco de felicidad... Nunca hay que olvidar detenerse y levantar la cabeza, para ponerle un poco de freno a lo cotidiano.

No podemos cambiar el pasado, ni debemos menospreciar el presente. El primero hay que aceptarlo y saber que es parte de nosotros. En el segundo hay que saborear cuando tengamos algo bueno, pues se nos escapa de las manos, como el agua entre los dedos. 

17/10/2015
--

Bueno el fin de semana pasado tocaba descanso y hoy parece que reflexión jeje. Espero que cada uno lo pueda amoldar un poco y hacerlo suyo.

Por cierto, parece ser que me publican de nuevo. No conseguí premio, pero al menos si ser publicado en una antología. Fue en el II CONCURSO MICRORRELATOS ERÓTICOS TALENTO COMUNICACIÓN. Me da sensaciones extrañas pues les hice unas preguntas que no me respondieron. Compré un libro para mi, ya os contaré (si me llega a mi domicilio) donde se puede conseguir, por el momento precaución.

Fuente imagen: http://escrituracreativa-bohemia.blogspot.com.es/2013/03/realidad-y-deseo-por-jose-garcia.html

6 comentarios:

  1. Hola Roland!

    Hermosísima reflexión la tuya, que da mucho que pensar. Comparto lo que dices, el Amor, con mayúscula y en todas sus acepciones, es algo codiciado por todos de mil modos distintos, y afortunados y dignos de envidia sana son aquellos que lo disfrutan. Amigos, Amores, Familia o Felicidad plena, todo enlaza en el Amor de un modo u otro.

    Sobreponerse al pasado para mirar al futuro es un acto de gran valentía, sin duda. Tu entrada de hoy da para mucho reflexionar personalmente, y eso es siempre de agradecer.

    Y enhorabuena por la nueva publicación literaria! ^_^ estaré atenta a lo que suceda con lo del envío, porque querré tenerlo :)

    Un besote
    *Qm*

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Poe!

    Gracias por tu participación y a la vez por tu propia reflexión. xD Bueno, ya contaré que pasa, adelanto que no tengo participación alguna (ingreso) por las ventas. Este tipo de concursos sencillotes es lo que tienen, pero bueno, siempre es un placer que a uno lo lean.

    Otro para ti :*

    ResponderEliminar
  3. Hola Roland! Primero Felicitaciones por la publicacion de tu cuento! Es un gran logro y es porque tus relatos tienen encanto, mas nada!
    Y en cuanto a tu reflexion, me encanta y tienes tanta razon!
    Un abrazote grande como tu corazon!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Natalia! En este caso se trata de un microrelato ya que tenían que ser menos de 150 palabras. (aviso para que nadie quede decepcionado jaja)

      jajaja Muchas gracias, igual de grande el abrazo para ti :)

      Eliminar
  4. Qué buena reflexión. El pasado ahí está, marcando nuestro presente de alguna forma. Pero si miramos mucho hacia atrás nos convertiremos en estatuas de sal. Sólo nos queda lo que hay por delante. Enhorabuena por el cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amparo, me alegro de que te haya gustado. Y me ha gustado mucho tu aportación. En mi imaginación visualizo esa estatua de sal. Un abrazo.

      Eliminar