sábado, 5 de abril de 2014

Impacto

Primero disculpad la demora, a veces se te echa la vida encima con sus cosas (no todas malas) y apenas da tiempo a recuperar el resuello. Se avecinan cambios en mi ámbito laboral y también compromisos familiares que atender, cosas que sin darse uno cuenta, estresan. En fin, no lloraré más jaja Pero de este rinconcito y de mis seguidores no me olvido ^^

El siguiente relato pasó sin mucha gloria por el taller de relatos y soy consciente de que no me salió tan bien como hubiese querido. No conseguí ese “feeling” extra con la historia. Pero espero que me sirva para mejorar y darme cuenta de mis puntos fuertes y no tan fuertes. Espero que al menos resulte “interesante” de leer, ahí va:



Impacto (08/03/2014)

El mundo dejó de ser el mismo de la noche a la mañana. Pensamos que lo que conocemos lo es todo: el trabajo, los estudios, la pareja, la familia… Qué equivocados, no conocemos más que una pequeña parte insignificante.

Todo comenzó en las noticias de la noche de hace un par de semanas. Tras las típicas noticias de política, sucesos y justo antes de los deportes se coló una pequeña noticia de un astrónomo que advertía sobre la aproximación de un cuerpo celeste.

En general la gente no se preocupó demasiado, pero al día siguiente la cosa cambió de forma radical. Cientos de astrónomos habían contrastado la información e inundaron las redes sociales de anuncios sobre la trayectoria del objeto que parecía con posibilidades de colisionar con la tierra en… 7 escasos días.

Por la noche todo el mundo estaba agazapado delante del televisor esperando lo que se iba a decir sobre el tema. Y el noticiero comenzó con un anuncio oficial por parte de la ESA: la agencia espacial europea. La agencia anunció que conocían la aproximación del objeto y que los gobiernos estaban informados. También se excusaron, que no lo anunciaron antes para no crear alarma. 

En definitiva, vinieron a decir que aunque la probabilidad de colisión era alta, ésta podría no ocurrir y aunque ocurriese, los efectos podrían ser no mucho mayores que los del asteroide que estalló en el aire en Rusia años atrás. Pero esto sonaba a forzoso mensaje tranquilizador.

La preocupación ya era general, había especial interés por saber el lugar del impacto. Pero para ello había que saber el momento exacto debido a la rotación terrestre.

Al día siguiente se anunció un plan de contingencia. Aunque la idea parecía sacada de una película, se iba a lanzar una nave con una cabeza nuclear que haría explosión a su paso.

Los científicos no se pusieron de acuerdo sobre su efectividad. La mayoría dijeron que sólo serviría para fragmentar el asteroide en pedazos. Esto por una parte era bueno ya que al dividir el objeto la energía total sería inferior. Y en parte malo porque se vería afectada un área más amplia en su conjunto. La nave se lanzó tres días antes, y haría impacto pocas horas antes de la llegada del objeto espacial.

Por fin llegaron las primeras estimaciones sobre el lugar del impacto. El pacífico y la costa este de Asia. En la zona cundió el pánico. Japón entero se colapsó, así como la región este de China y el norte de Australia. En los países occidentales se vivieron los momentos precedentes, con una tensa espera. La televisión no hablaba de otra cosa. Y los más agoreros hablaron de la extinción de la raza humana.

Yo me refugié en el interior de una mina abandonada, Y no soy el único que está aquí. Más gente pensó lo mismo. ¿El día de la explosión? No me enteré de nada. Ni sonido, ni temblores de tierra… Y dentro de la mina no había conexión posible.

¿Habremos exagerado? Bueno, han pasado 7 días desde el día de la explosión, se me acaban los víveres, he de salir. No sé que es lo que me voy a encontrar fuera. Está oscuro, hace frío ¿Habrá invierno nuclear? Pronto lo sabré.

Fuente imagen: http://www.pirineos3000.com/servlet/DescripcionAscension/MONTANA--Cerron--IDASCENSION--17356.html

4 comentarios:

  1. Oh!!!! me quede con una buena intriga. Cosa que habla muy bien de tu relato! Tiene ese efecto. Tu siempre dandote latigazos a ti mismo jajaja. Yo siempre me dejo llevar por tu prosa y te confieso, que sufro de deficit de atencion y a veces leo rapidito muchos textos, los tuyos me llevan de principio a fin, sin saltarme ni una linea. Un abrazote y espero que tus preocupaciones se te alivianen, siempre hay altos y bajos en el camino, ni modo! Buen texto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia :) Me sonrojas, pero tienes toda la razón, creo que soy mi crítico más duro jaja. Me alegro de que me leas con atención y muchas gracias por tus buenos deseos. Un enorme abrazo trans-continental!!

      Eliminar
  2. De nuevo un buen relato con una historia que, aunque en cuestiones catastrofistas ya se ha tratado antes (el impacto de un meteorito contra nuestro planeta es una idea que siempre ronda en el dramatismo colectivo), me parece que lo abordas de modo particular, con ese toque del posible invierno nuclear al final, y las dudas del protagonista. ¿Qué será de él si es así?.. Quizás lo sepamos en alguna continuación, o podamos imaginarlo nosotros mismos :)

    Gracias por el relato, una vez más. tVm *

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. No deja de ser un tema fascinante, al menos para mi. El final abierto comienza ser marca de la casa jaja Y nada, gracias a ti :*

      Eliminar