martes, 25 de junio de 2013

Depresión IV

---------------------------------------

Depresión IV (16-03-1993)

Ahora si que estoy solo,
en el fondo no es tan malo,
lo peor son los recuerdos,
pero eso ya pasó.

Es una tranquilidad profunda lo que siento,
después del huracán vino la calma.
Pero, ¿Quién me asegura que no volver?
creo que volverá, lo presiento.

Volverá, como vuelve a salir el sol un día tras otro
o como los pájaros vuelven cada primavera.
¿Que por qué creo que volverá?
porque creo que es mi destino.

Mas, ahora ya no me preocupan esas cosas,
ya no estoy tan sediento como lo estaba antes
ni los recuerdos me hacen tanto daño,
aunque en verdad lo siguen haciendo.

Ese dolor que siento no podrá ser apagado,
ese dolor que aparece lejos, palpitante,
no me lo voy a sacar de la mente
hasta que me vuelva a sentir amado.

La tranquilidad ha vuelto a mi mente,
descansado siento mi corazón,
pues lo peor era esa batalla que
noche y día libraba mi razón.

Ahora solo me resta encontrar a alguien limpio de corazón,
alguien que sepa buscar en mi interior;
alguien que me sepa perdonar,
que crea que lo más importante es el amor.

---------------------------------------
Yo llamaría ahora a este poema “tocando fondo”. Si bien es cierto que los últimos cuatro poemas son casi monotemáticos (y queda aún el último), no lo es, que desde Depresión I, ocho meses antes, estuviera sumido en un continua depresión. En realidad habían altibajos y el escribir poemas, como ya dije anteriormente, me servía de válvula de escape. Pero algo había ahí que dolía y que me costó sacar.

Sinceramente me cuesta recordar los detalles. La perspectiva del tiempo me hace ver que aquello no era para tanto, pero claro, era joven, con incertidumbres, y aún sin cayos en el corazón.

Para amenizar un poco incluyo uno de mis dibujos. Basado en los dibujos de un libro-juego, aquellos del tipo “elige tu propia aventura” “lobo solitario” y demás, por aquella época me puse a dibujar armas medievales, allá arriba está el resultado.

6 comentarios:

  1. A veces cuesta sacar lo que uno lleva dentro, y, como bien dices, la poesía es una gran válvula de escape. No sé, a mí los poemas melancólicos siempre se me antojaron los más románticos y sugerentes. Dan una visión oscura de una brillante realidad que a veces nos ciega, y en tu caso, tus sentimientos se transparentaban a través de las palabras de cada verso que escribiste.

    El dibujo está muy logrado, y las armas tremendamente realistas y proporcionadas. Hay que ver qué artistazo. Yo en aquella época era más de calcar XD

    Me alegra que compartas un rincón de tu alma con nosotros. Tu ets molt especial *_*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Poe!

      Para mi lo fue, lo de los poemas melancólicos lo dices porque aun no leíste los otros jaja (broma)

      Me alegro de que te guste y gracias por comentar.

      *_* No crec, però gracies

      Eliminar
  2. Hola Roland, este poema no me produce tanta angustia como el anterior, pheww, pues como otro que escribiste mas atras, termina en búsqueda, en esperanza y a la vez de una gran ternura. Una persona buscando desesperadamente amor, como estamos todos en la vida.
    Tus dibujos son estupendos, pero las armas en general me dan miedo.
    La creación es lo mas sanador que existe, a mi me ha funcionado al menos y es mas barato que un psiquiatra jaja. Por mas que persistias en tus depresiones, encuentro dulzura en tus poemas. Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola N6!

      Vaya, es cierto, a veces se me pasan esos detalles. La verdad es que el anterior era más desesperado. Me gusta lo de “como estamos todos en la vida”, me hace pensar que todos somos buenos por naturaleza… No está nada mal la idea.

      *_* Me cuesta evaluarlos, pero me alegro que encuentres cosas buenas en ellos, ya sólo queda uno de la “saga” depresión, espero no cansaros con el tema .

      Un abrazo y gracias por la visita ^^

      Eliminar
  3. Hola, Roland, acabo de descubrir tu blog y me quedo en ésta entrada en la que tu poema versa sobre la depresión, el mal de nuestros días, y es que, cuando te agarra y no te quiere soltar es muy dañina y te puede hacer tocar fondo.

    A mí me parece el dibujo muy original.

    Me quedo viendo más entradas.

    Un placer haberte descubierto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Bienvenida a mi humilde blog.

      Si… Aunque es un sentimiento universal y atemporal supongo que tenemos más hoy en día.

      El placer es mío, ojalá encuentres cosas de tu agrado. Un beso.

      Eliminar