domingo, 1 de julio de 2018

Vecinos y X



Había pasado por una época en la que pensé que Charlotte era inalcanzable, que la había perdido para siempre. No era un típico caso de... “no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes” pues no necesitaba perderla para saber que aquella chica era la hostia.

Quizá por ello, cuando respondió a mi beso, se electrizó toda la piel de mi cuerpo – Lo siento – Murmuré de nuevo al terminar el beso y bizquear con los ojos al mirar los suyos tan de cerca.

No solo sentí que todo estaba bien, lo que sentí fue muy superior, fue la necesidad total y absoluta que tenía de ella, de hacerla mía, de poseerla y volverla a poseer infinidad de veces.

La besé de nuevo de forma apasionada, la subí a la mesa de la cocina y mis manos recorrieron sus muslos hasta su parte más íntima. Me mordí los labios antes de atacarla de nuevo, ya nada me podría parar. Hicimos el amor hasta el agotamiento, hasta que caí rendido en su cama y perdí la noción del tiempo y del espacio. 

Me despertaron las luces de un nuevo día. Llevaba ya unos minutos en el trance del despertar, pero con la sensación de sentirme fenomenal, cuando me di cuenta de que mi móvil estaba vibrando – Mierda el jefe – Charlotte se rió y yo volví de pronto al mundo real.

Me incorporé de un salto para buscar mi ropa a toda prisa, pero no encontraba los calzoncillos. Charlote suspiró y buscó en su cajón de la cómoda, me tendió una prenda que me resultaba familiar. Los calzoncillos que se agenció del tendedero un año atrás, aún los conservaba. Otro detalle de aquella loca chica que me hizo sonreír.

Fue entonces cuando me hizo aquella pregunta. Mi corazón latía fuerte pero con lenta cadencia – Si me deseas… - Pero me sonaron estúpidas mis propias palabras al oirlas. Ya tocaba tomar las riendas de mi vida, tomar lo que quería y que de forma tan dulce se me ofrecía, así que añadí: - Que demonios, no tengo ninguna intención de perderte de vista. Me vas a tener de okupa hasta que te hartes.

10/05/2018

Pincha aquí para leerla a ella.

4 comentarios:

  1. ¡Hola, Roland!

    Estupendo final para esos vecinos ya no tan vecinos. Al final triunfó el amor, como era deseable. ¡Ojalá podamos volver a saber cómo les va!

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!

      Me alegro de que te haya gustado. Quien sabe si habrá más.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Roland !
    Ha sido un placer volver a escribir contigo. Me he divertido mucho contando la vida de estos vecinos . Xd

    Y quien sabe si algún día podremos saber como les va.

    Un saludo y feliz semana ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nieves.

      El placer ha sido mío. Muchas gracias por querer participar conmigo.

      Besos

      Eliminar