domingo, 19 de febrero de 2017

Desvelado



Empapado en sudor se despierta. Pero no es solo eso. El ruido. A través de la ventana se percibe una algarabía de personas ¿Qué demonios ocurre?

Se sienta en el borde de la cama y se frota la cara. Le duele la cabeza sutilmente. Mira la hora, las tres de la madrugada – Maldita sea – Piensa para sus adentros. A estas horas y ya desvelado.

Se dirige a la ventana y se asoma. Una “chiquillada”, en este caso, un tumulto de quince o veinte adolescentes en grupo, parecen discutir todos con todos.

En ese momento aparece un coche de la policía – Menos mal – Piensa de nuevo – Por una vez llegan sin que haya que llamarlos.

Pero aquel grupo de jóvenes no parecen sentirse impresionados por la aparición de los agentes de la ley, que siguen discutiendo a lo suyo.

El coche patrulla para delante de ellos y abre sus puertas. Para sorpresa del pobre alma desvelada, de allí salen... ¡Dos adolescentes vestidos de policía! ¿Acaso han robado el coche?

Tambaleándose se dirige al baño, necesita refrescarse la cara. Un zarpazo de agua, dos, al tercero se mira al espejo para ver reflejado como era su rostro con treinta años menos.

28/05/2016

4 comentarios:

  1. ¡Hola Roland! :)

    Qué relato. Me resulta un poco extraño, pensar si fue un sueño o quizás una regresión.. Me resulta inquietante, pero me gusta.

    ¡Siempre es un placer leerte! ^_^
    *Qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!

      Jajaja si, la cuestión es no dejar indiferente. Inquietante me parece una definición acertada :*

      Eliminar
  2. Magistral tu manejo de eso tan misterioso llamado tiempo! Un abrazo mi también encantador amigo. Yo aqui, poco a poco, intentando vivir!
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O pesadillas extrañas que pasan por mi mente jejeje Otro abrazo grande para ti, ánimos Natalia :)

      Eliminar