domingo, 29 de noviembre de 2015

Gusanos



Lombrices seguramente. Aquellos pequeños y viscosos bichos empezaron a recorrer su pierna. Por si no fuera poco con haber sido enterrado vivo. En un espacio tan claustrofóbico, como el del interior de un ataúd. Su ansiedad había llegado al límite. Pero a estas alturas, morir de un infarto, sería lo mejor que le podía ocurrir.

Sus dedos arañaban inútilmente el interior del féretro. Las lágrimas, empapaban su mejilla. No pudo evitar repasar su estúpida y gris vida. Si ahora tuviese una segunda oportunidad... Cuantas posibilidades desperdiciadas.

Sus lágrimas se convirtieron en sollozos, en un grito de angustia que nadie iba a oír bajo un par de metros de tierra. Seguramente los gusanos se darían un banquete con su carne, se los imaginó horadando la parte blanda de sus ojos. Estas lombrices que...

¡Un momento! Las lombrices no pueden atravesar la madera ¿Cómo demonios han entrado? Recapituló rápidamente, primero las sintió en las piernas, debe de haber una abertura... Comenzó a patalear como un poseso, el fondo del ataúd a sus pies se desprendió. La tierra refrescó sus tobillos. Siguió pataleando, arrastrándose, reptando... Los gusanos habían entrado en el ataúd. Y él como un gusano saldría.

12/09/2015

--

Hoy os puse un relato corto de angustiosas sensaciones. He leído bastante del género del terror y este es uno de mis tanteos en dicho género. Espero que sea de vuestro agrado o... de vuestra inquietud, quien sabe jaja

Fuente imagen: http://lombricesdecalifornia.com/blog/medir-la-humedad-del-suelo-al-tacto/

8 comentarios:

  1. Uf, qué claustrofobia. Has conseguido lo que querías, agobiar. menos mal que el pobre hombre verá de nuevo la luz. En cualquier situación hay que saber conservar la calma, y no es fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, de eso se trataba :) Gracias por el comentario, siempre animan todos ^^

      Eliminar
  2. Hola Roland!

    Como dice Amparo, claustrofobia... y personalmente agrego otro adjetivo: repelús XD confieso que gracias a relatos de temática similar a la tuya escritos por ilustres predecesores, lo de los enterramientos en vida es un tema que me causó más de un malestar y pesadilla, jaja.. Incluiré tu narración entre esos ejemplos a partir de ahora :)

    Un placer leerte, como siempre. La temática de terror también es lo tuyo ^_^
    *Qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Poe!

      Ya me gustaría a mi ser ilustre jaja. Pero bien por esas sensaciones, aunque como dice Amparo, al menos tiene final feliz, que ya es mucho :)

      Un placer que pases por aquí :*

      Eliminar
  3. Auxilio Socorro!!!!! Es tan horrible este cuento que creo que es magistral!
    Me quede con escalofrios.
    No me gustan los gusanos ni las lombrices, pero tu relato es muy bueno!
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Uys, tampoco quiero que te siente mal la lectura ^^ Si no tendré que avisar antes de poner otro si no es apto "para cardíados" jaja Bueno me alegro de que te haya... ¿Horrorizado?
      Un abrazote de recompensa!!!

      Eliminar
    2. Jajaja, horrorizado es un poco fuerte pero, eso al final es lo que uno quiere lograr en el lector, emociones fuertes jaja
      Un abrazo!

      Eliminar
    3. Cierto, busqué el juego de palabras con lo que dijiste en tu comentario. No hace falta que sean emociones fuertes, pero con no dejar al lector indiferente a mi ya me sirve ^^

      Eliminar