viernes, 14 de noviembre de 2014

Lágrimas entre la lluvia



Suspiró mientras miraba la lluvia a través del cristal. Poco a poco su respiración hizo que este se fuese empañando, permitiéndole ver cada vez menos, aislándola del exterior.

Estaba cansaba, abatida por el desánimo, tantos fracasos ya… Sabía que de nada sería quedarse quieta, con los brazos cruzados, pero costaba tanto levantarse…

Al fin se decidió, no tenía paraguas, pero si había que mojarse se mojaría. Salió a la calle, la lluvia no era tan molesta al fin y al cabo. Más molestas era las miradas ¿Pero a quien le importa si me mojo? ¿Acaso se preocupan por mi cuando me va mal?

Llegó hasta las vías, en la lejanía sonaban las campanas del paso a nivel y la luz del tren comenzó a vislumbrarse. Una lágrima cayó de sus ojos, estaba decidida a hacerlo. Había pasado tanto sufrimiento… A la luz le siguió la silueta que se ocultaba tras ella, la locomotora. Por aquí pasaría a bastante velocidad. A la primera lágrima le siguieron otras. El tren se fue acercando, hizo sonar un agudo pitido y a continuación uno más grave. Un sonido de advertencia. Pero el tren no se iba a detener por el primero que se acercara a las vías.

Oyó como las vías crepitaban, anticipando la llegada de las ruedas metálicas que cortaban el aire y aplastaban los raíles. La luz se hizo más intensa. En este momento si parecía extremadamente veloz. Ahora o nunca. Ella calculó el momento y… lanzo el ramo de flores al suelo – Por ti, Jake – El tren pasó hecho una furia, destrozando el ramo y esparciendo flores donde hacía un mes él perdió la vida.

09/12/2013

--

Este relato corto me gusta, no parece mío jajaja Na, ya ni lo recordaba de cuando lo escribí y ahora al releerlo y prepararlo me llevé una grata sorpresa. Espero que esta sensación sea compartida, mis lectores lo merecen :)

Fuente imagen: http://www.fotolog.com/hugo_andrade1/22440270/

6 comentarios:

  1. qué hermoso relato.. Melancólico, triste, y motivador, con un final sorprendente y que clarifica todo lo leído anteriormente. Uno se envuelve con los sentimientos dolorosos de la protagonista, y ese tren del que hablas se oye pitar a lo lejos..
    Muy buen relato, coincido con tu parecer sin duda.
    *qm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Me alegro de que te guste el relato y de conseguir una atmósfera que consiga sumergir al lector :*

      Eliminar
  2. MAGNIFICO! te quedo redondo! Y si parece tuyo jajaja Te felicito amigo Roland! ( estana del lado de alla del charco, en Inglaterra, pero incomunicada sin computadora ni internet) Por eso la demora. Un abrazote y de verdad que te quedo muy pero muy bien este relato,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *_* Gracias, tampoco es… Bueno me callo xD Realmente es difícil de conseguir algo que me deje a mí con buenas vibraciones, a veces sale y a veces no. Espero que estés mejor, creo que ese viaje te dejó una gripe o algo así ¡Un abrazo grande!

      Eliminar
    2. Si estuve toda la semana pasada enferma con gripe buuuu!
      Y tu cuento te reitero que te quedo poderoso
      Otro abrazo

      Eliminar