sábado, 14 de junio de 2014

Pensamiento



No os hacéis una idea de las cosas tan delirantes que surgieron de aquella prueba de escribir diez minutos al día. Aquí tras un par de intentos de crear algún relato, surgió un pensamiento. No le hagáis demasiado caso, o si ;)

--
Bajó del coche. Se arrebujó en el abrigo. Era un día plomizo y sin lluvia. No vendría mal un poco de esa agua para limpiar el cielo de contaminación.

Se acercó al garaje, tomó la llave para abrirlo, pero en cambio… En cambio no lo hizo. Volvió sobre sus pasos y subió de nuevo al coche ¿Y ahora que, eh?
--

La vida está hecha de pequeños actos que repetimos una y otra vez ¿Por qué hacer siempre lo mismo? Porque seguir un paso y otro, por el mismo camino, como ovejitas. La vida se nos va con ello y no somos conscientes.

En cambio la vida se nos da con los abrazos, con la risa, las miradas cómplices. Ser feliz no está tan lejos como normalmente parece. Bastan que alteremos esos pequeños actos. Que abramos los ojos a lo distinto. Que miremos a los demás con curiosidad. Si, querido lector, cuando vayas a trabajar o a estudiar, quiero que mires con curiosidad a los que te rodean. Que pienses en el ahora y no siempre en el futuro, en lo que vas a hacer dentro de un rato. Es gratis y no creo que cueste mucho esfuerzo, hacedlo y decidme que tal.

Fuente imagen: http://operations.blogs.ie.edu/2011/11/analyzing-personnel-turnover.html/puerta-giratoria-2

12 comentarios:

  1. Planteas nuevas forma de vivir, cualquier cosa que innovemos hace cambiar la monotonía por el interés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la idea Marcos, la rutina nos come la vida, y en los pequeños detalles están las cosas grandes. Gracias por tu interés y un saludo.

      Eliminar
  2. La rutina diaria nos ciega, nos sumerge en un stres cotidiano que ya no podemos controlar. es interesante vivir el presente, sin más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amparo. La vorágine del día a día. Leí/Ví por ahí (Creo que al señor Punset) que es hasta conveniente cambiar el camino por el que se va a los sitios cotidianos, y si es posible de sitios. El cerebro se acomoda a lo ya conocido y cuesta romper la costumbre, pero una vez se hace, toda experiencia nueva se recuerda más y es una forma de vida más intensa, lo cotidiano rara vez es recordado. Perdón por el rollo jaja Gracias por la aportación

      Eliminar
  3. Me parece una buena aportación, tanto como relato como de pensamiento. Me ha gustado la reflexión de Punset que has añadido a la respuesta del comentario de Amparo :) la rutina es muy cómoda, y hace que nos perdamos detalles y cosas que valoramos al verlas de nuevo con otros ojos, si prestamos atención :) muy buenos pensamientos! tVm*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Poe ^^ Me gusta que te guste. En realidad pasé de una perspectiva filosófica a una cuestión más técnica, pero ya cada uno puede tomar o descartar lo que desee. Gracias a ti por leerlos :*

      Eliminar
  4. Hola Roland, sabes que ese ejecicio de escribir en diez minutoslo haciamos en uno de los primeros talleres literarios que hice y como bien dices, cosas muy interesantes salen de alli. El primero es un cuento subito, con todos sus ingredientes.Bien logrado, a pesar de los diez minutos. Yel segundo eres tu y tu voz mas transparente hablando y cuanta razon tienes.
    Un abrazoteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Natalia! No consideraba lo primero tan bueno jaja Pero gracias. Y lo segundo… no sé no me hago demasiado caso a mi mismo jaja Pero a veces tengo momentos de esos ^^ Muchas gracias por tu comentario ¡Otro abrazote!

      Eliminar
  5. ¡Hola amigo! he estado un tiempo desconectado de internet pero me alegra ver que tus publicaciones siguen tan geniales como siempre :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hammer ^^ Y a mi me alegra verte de nuevo por aquí, siempre bienvenido. Un abrazo

      Eliminar
  6. Vivir el presente con los pequeños detalles y no ahogarse y cegarse con el futuro lejano que tan cambiante es y sin embargo nos resistimos a que cambie.

    Besos Calados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario me parece un pequeño poema, no puedo más que darte la razón. Hay que adaptarse al cambio o incluso promoverlo de vez en cuando.
      Besetes y gracias por pasar por aquí.

      Eliminar